PILAR ROLDÁN. “Made In Cartagena”. Dic. 2013/ Ene. 2014

Pilar Roldán,

“MADE IN CARTAGENA”. EL BATEL. Cartagena.

Cuando en las fachadas de un ajado centro de Madrid resonaban los últimos estertores de la micro revolución cultural que se dio por llamar “la movida”, y que tan profusamente disfrutamos, Pilar Roldán ya estaba creando.

Pilar Roldán es madrileña por cuna y de Cartagena por adopción, por ello en su genética se enredan las calles de una capital que, con desdén natural mira el pasado, con furia su presente y con ambición y gloria el futuro. Como ella. Y por otro lado, de la noble tierra de Cartagena, acoge almas y espíritus de seres mitológicos, guerreros cartagineses, musas romanas, que han encontrado en la obra de Pilar, en sus personajes, la oportunidad de reencarnarse en una nueva vida, que solo el arte y los grandes artistas son capaces de crear, dar y con ella jugar.

En Madrid aprendió de los grandes maestros, capital vestida en lienzo pintado con sombras y luces de Velázquez, Goya, Sorolla y toda una suerte de artistas, que llegando de todas las partes de España, hicieron ,del Madrid de los 80 y 90, ese sueño del que muchos conseguimos despertar con la ilusión de arrancar a Morfeo uno nuevo y más grande para gloria de las artes y de la cultura. Aún soñamos que así será.

Hace ya 25 años que conocí a Pilar Roldán y ya era una artista. Creaba sin freno y no había campo o disciplina que no tocase, y no por suerte sino por excelencia, acabará dominando. Dibujando, haciendo cortos, dibujos animados, creando los más sofisticados diseños de alta costura, escenografías, pintando y un largo etc.. para Roldán el punto de partida era la nada, por que nada teníamos los jóvenes en aquellos años salvo sueños, ilusión y ganas, y, los elegidos, como Pilar Roldán, también talento, de ese que algunos llaman “espíritu renacentista”. No cerrarse a nada, abrirse a todo, no dejarse vencer y ser constante.

IMG_3359

Más de 30 años ininterrumpidos creando, con su elegante imaginación y con sus manos delicadas, nos llevan a entender por que Pilar Roldán moldea el éxito por donde quiera que ha pasado con sus obras.

Estados Unidos, Sudáfrica, Argentina, Italia, Marruecos, China y muchos lugares son y serán residencia de las esculturas de Pilar Roldán ,a las que ha dado vida en Cartagena.

Obras que se nutren de luz mediterránea, horizontes infinitos, y los volúmenes mitológicos de personajes sine tempore rescatados de cualquier instante de la historia del arte.

Pilar Roldán, EL Batel Noviembre 2013. Cuando en las fachadas de un ajado centro de Madrid resonaban los últimos estertores de la micro revolución cultural que se dio por llamar “la movida”, y que tan profusamente disfrutamos, Pilar Roldán ya estaba creando. Pilar Roldán es madrileña por cuna y de Cartagena por adopción, por ello en su genética se enredan las calles de una capital que, con desdén natural mira el pasado, con furia su presente y con ambición y gloria el futuro. Como ella. Y por otro lado, de la noble tierra de Cartagena, acoge almas y espíritus  de seres mitológicos, guerreros cartagineses, musas romanas, que han encontrado en la obra de Pilar, en sus personajes, la oportunidad de reencarnarse en una nueva vida, que solo el arte y los grandes artistas son capaces de crear, dar y con ella jugar. En Madrid aprendió de los grandes maestros, capital vestida en lienzo pintado con sombras y luces de Velázquez, Goya, Sorolla y toda una suerte de artistas, que llegando de todas las partes de España, hicieron ,del Madrid de los 80 y 90, ese sueño del que muchos conseguimos despertar con la ilusión de arrancar a Morfeo uno nuevo y más grande para gloria de las artes y de la cultura. Aún soñamos que así será. Hace ya 25 años que conocí a Pilar Roldán y ya era una artista. Creaba sin freno y no había campo o disciplina que no tocase, y no por suerte sino por excelencia, acabará dominando. Dibujando, haciendo cortos, dibujos animados, creando los más sofisticados diseños de alta costura, escenografías, pintando y un largo etc..  para Roldán el punto de partida era la nada, por que nada teníamos los jóvenes en aquellos años salvo sueños, ilusión y ganas, y, los elegidos, como Pilar Roldán, también talento, de ese que algunos llaman “espíritu renacentista”. No cerrarse a nada, abrirse a todo, no dejarse vencer y ser constante. Más de 30 años ininterrumpidos creando, con su elegante imaginación  y con sus manos delicadas, nos llevan a entender por que Pilar Roldán moldea el éxito por donde quiera que ha pasado con sus obras.  Estados Unidos, Sudáfrica, Argentina, Italia, Marruecos, China y muchos lugares son y serán  residencia de las esculturas de Pilar Roldán ,a las que ha dado vida en Cartagena. Obras que se nutren de luz mediterránea, horizontes infinitos, y los volúmenes mitológicos de personajes  sine tempore rescatados de cualquier instante de la historia del arte. Roldán  modela con sus manos esculturas,  hacedora de esqueletos de metal con alma propia que alcanzan tal sotileza que solo es hallado en aquello que adquiere vida propia a través de las manos de un artista, de una escultora como Pilar Roldán. Victor Del Campo Art Curator y Crítico de Arte.

Roldán modela con sus manos esculturas, hacedora de esqueletos de metal con alma propia que alcanzan tal sotileza que solo es hallado en aquello que adquiere vida propia a través de las manos de un artista, de una escultora como Pilar Roldán.

Victor Del Campo
Art Curator y Crítico de Arte.

Anuncios

Un pensamiento en “PILAR ROLDÁN. “Made In Cartagena”. Dic. 2013/ Ene. 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s